Restaurante Azurmendi-11

15 mar Restaurante Azurmendi*** by Eneko Atxa

El pasado 15 de diciembre el cocinero vasco Eneko Atxa sumaba a su flamante vitrina de galardones el título que le conmemora como Ilustre de Bilbao 2014; un premio que otorga el Ayuntamiento de Bilbao a aquellas personas que de una forma u otra dejan el nombre de la ciudad en los más alto del panorama. De esta forma, Atxa, que cada día se encarga de dirigir el Restaurante Azurmendi suma este distintivo a las tres estrellas Michelin que lleva ya a sus espaldas, pudiendo presumir de ser el único cocinero en Bizkaia en poseer el triple galardón.

Precisamente, en el post de hoy os traigo nuestra experiencia degustando un menú firmado por el poseedor de esas tres estrellas Michelin en el restaurante que da título a este artículo: Azurmendi.

Aunque primero, conviene entender y conocer cual es la filosofía que mueve a este icono gastronómico, y sobre todo lo que pretende transmitir con él el hombre que cada día dirige sus fogones: Eneko Atxa.

El Restaurante Azurmendi se sitúa en la pequeña localidad de Larrabetzu (acceso por carretera Asua-Erletxes o por el Corredor de Txorierri) en un entorno privilegiado rodeado de pura naturaleza y construido en base a principios de sostenibilidad donde premia lo ecológico. Y es de ese espacio que lo rodea, de donde empieza a nacer la magia. Azurmendi no es solo un restaurante, según explica el propio Atxa, se trata de “un ecosistema en donde las personas, los animales y las plantas cohabitan en armonía”.

El complejo Azurmendi se divide en dos zonas: Azurmendi Prêt à Porter y Azurmendi Gastronómica. El primer edificio, es en él que se celebran los grandes eventos y el cual ofrece el denominado menú Prêt à Porter (con un precio de 35 € + IVA). A los pies de éste, encontramos la bodega de Gorka Izaguirre en la que se producen hasta cuatro tipos de txakolí con uvas procedentes de los viñedos de Ondarribi: el txakolí Gorka Izaguirre; el G22; el Arima; y el dedicado al propietario del Azurmendi, el 42 by Eneko Atxa. Finalmente, en la ladera superior se levanta un edificio que rompe con la estética rústica del primero, y se integra con los campos verdes del entorno gracias al cristal que cubre todas sus paredes. Así, coronando todo el recinto se sitúa el Restaurante Gastronómico Azurmendi. Un restaurante, que como su propio creador define, busca “dar placer a todo el que se adentre en él, un placer identitario que busca hacer de lo local algo universal”. Y desde aquí, os puedo asegurar que lo logra con creces.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La experiencia gourmet empieza por el jardín, donde se degustan los tres primeros entremeses acompañados de una copa de txakoli. De esa estampa, pasamos a la cocina donde fuimos recibidos por Eneko Atxa y todo su equipo. Cabe destacar la bonita mezcla cultural que se respira en ese lugar de trabajo, ¿por qué?. La razón no es otra que lo cotizada que está una plaza de prácticas en el Azurmendi. Al año, son muchos los jóvenes que aspiran a realizar sus prácticas universitarias de cocina aquí, aprendiendo de uno de los mejores. Así, acompañados de todos estos artistas de la cocina el cuarto aperitivo, para luego ir al comedor a seguir deleitando el paladar. Cada plato es una historia diferente, por eso, todos ellos son explicados con el mayor mimo posible: desde las texturas que vamos a encontrar hasta que cubierto tenemos que utilizar para su correcta degustación. Sin duda, cada uno es único y diferente. Y es de alabar, el cuidado con el que cuidan cada detalle. Todo el menú lo acompañamos por el txakoli 42 by Eneko Atxa, salvo el pichón, que gracias a las sugerencias del sumiller lo tomamos con una copa de vino tinto.

Tras finalizar, con pena, el menú Adarrak y poner el broche de oro, no pudo faltar la foto de rigor con Eneko Atxa. A continuación, os dejo con la carta. Pero lo mejor, ir al Azurmendi y vivir está experiencia sensorial. 100% recomendado. 

Menu Adarrak:

Aperitivos en el jardín:

Airbag de aguacate

CaipiriTxa

Milhojas de anchoa


Hojas…

Huevo de nuestras gallinas, cocinado a la inversa y trufado

Bloody “Mar”

Ostra al pil-pil vegetal acompañado de ortiguilla y algas

Tartaleta de tomate, queso y albahaca

Bogavante asado y descascarillado sobre aceite de hierbas y meloso de cebonillo

Noodles de chipirón, crujiente e infusión

Guiso de garbanzos

Ventresca con aroma de brasa e infusión de pimiento asado

Pichón, deuxelle y coliflor


Croissant seco de frutas y cremoso helado de queso a las finas hierbas

Huevo y lácteos; Helado de leche de caserío y toffee de mantequilla, “Huevos caseros”, piel de leche y gelée de yogurt

Manzana


Petits Fours


No Comments

Post A Comment